Por qué no debes usar Aceite de coco para los piojos y liendres

Por qué no debes usar Aceite de coco para los piojos y liendres

¿Estás pensando en usar aceite de coco para los piojos? ¿Te han contado que era una buena solución?  Últimamente está muy de moda usar aceites vegetales o remedios naturales para casi cualquier cosa. ¿Pero qué hay de verdad en la eficacia de estos productos? si estás pensando en probarlos en la cabecita de tu peque, tenemos que recomendarte que no lo hagas. Si quieres saber por qué sigue leyendo.

Seguro que has escuchado hablar del aceite de coco, ¡tiene muy buena fama! Se trata de un aceite vegetal graso y que puede estar más o menos concentrado, dependiendo del que elijas. Si bien es una sustancia apta y recomendable para muchas cosas, no lo es tanto para muchas otras como por ejemplo, eliminar los piojos y liendres. Usar el aceite de coco es un procedimiento de la cultura popular tan poco recomendable como el uso del vinagre y te decimos el motivo.

Los problemas del aceite de coco

Desde Piojitos No, siempre te recomendamos que utilices productos certificados y específicos para el tratamiento de la pediculosis de tu peque. Si necesitas ayuda no dudes en mandarnos un email o pedir cita en uno de nuestros centros.

Cuando decimos que el aceite de coco para los piojos no es bueno, estas son las razones.

  1. El aceite de coco es un aceite vegetal y aunque no esté tan concentrado como un aceite esencial, por ejemplo, no quiere decir que no sea irritante para la piel. 
  2. No hay evidencias científicas que sostengan y aseguren la eficacia de este producto, es decir, pueden eliminar algunos piojos o liendres pero no al 100%.
  3. Es difícil de eliminar del cabello tras su aplicación. 

¿En serio conviene complicarse todavía más? ¿No es suficiente ya con las molestias de estos odiosos bichos? En temas de salud es mejor no arriesgarse para no sumar más problemas…

Utilizar estos remedios caseros va en contra de la salud de nuestro cuero cabelludo, por eso queremos que te armes con los mejores productos para eliminar piojos y liendres. Mejor dejamos el aceite de coco para cocinar, ¿no?

Conclusión sobre el aceite de coco para los piojos

Como ya hemos explicado más arriba, el aceite de coco no está pensado para usarte en el tratamiento contra piojos o liendres. La pediculosis debe tratarse con los procedimientos adecuados si no queremos empeorar el cuero cabelludo de nuestros peques (o no tan peques). Por eso, te proponemos que utilices productos específicos o pidas una cita en uno de nuestros centros especializados, recuerda que la primera consulta es gratuita siempre.

Por si todavía no has tenido tiempo para mirarlo, queremos proponerte que te pases por nuestra página web a echarle un vistazo a nuestro tratamiento 100% natural en pleno furor de remedios naturales para dejarnos de experimentos raros, ¿no crees? Y además en PiojitosNo tenemos diferentes lociones específicas para este tipo de problemas y, ¡sin dañar nuestra cabeza o la de los más peques!

¡Te esperamos!

¿Cómo prevenir los piojos? La Guía definitiva

¿Cómo prevenir los piojos? La Guía definitiva

Tu peque ha pasado ya por sufrir piojos y no estamos dispuestos a dejar que vuelva a ocurrir de nuevo. ¿Cómo prevenir los piojos? Algo va mal. Últimamente sólo tienes picores, picores, ¡y más picores! ‘’Es hora de activar todas las alertas. ¿Cómo actuar cuando la pediculosis entran en casa? Prevenir los piojos es posible.

10 consejos para evitar los piojos

Aquí te damos 10 consejos para que dejes de preocuparte por los piojos y tengas toda la información que necesitas para evitar que entren en casa.  

Déjanos leerte la mente: has empezado a usar champús y cepillos que, no te están sirviendo de nada, también vinagre, hasta te has planteado tomar antibióticos… pero hay algo que te preocupa todavía más: ¿y si mi casa también está llena de piojos?

¿Qué hacer para que no se extiendan por todo mi hogar? Hay una serie de consejos prácticos para incluir en tu rutina diaria y de limpieza y no entrar en ese bucle sin fin.

prevenir los piojos, piojos, tratamiento para piojos

  1. Pelo siempre limpio. Es súper importante que mantengamos una higiene en el pelo para prevenir contagiarnos de piojos y liendres. Usar acondicionadores o mascarillas puede ser muy beneficioso, ya que hace que los piojos se adhieran al cuero cabelludo con más dificultad. Por otro lado, usar champús anti-piojos con regularidad es un error, ya que estos bichitos tan molestos se acostumbrarán y será más díficil eliminarlos. 
  2. Peinarse a diario. Aunque pueda parecer que todos los hacemos con regularidad, te recomendamos que estés atent@ a peinarte a ti y a tus peques al menos una vez al día, aunque mejor si puedes hacerlo dos. Es mejor peinarse con un peina de púas y no con un cepillo.
  3. Revisa el cabello si sientes que te pica la cabeza o tus peques se rascan. Es mejor que mantengas un control del pelo y el cuero cabelludo de los peques, para estar seguros. Con una pequeña revisión de unos minutos puedes prevenir fácilmente la pediculosis en los peques.
  4. No compartas objetos de uso personal. Creo que este consejo nos lo dieron a todos cuando éramos pequeños. ¿Lo recuerdas? No debíamos compartir los gorros de nieve, ni las gorras, ni cambiarnos las cintas de pelo o las diademas entre los compañeros de clase. Esto tan sencillo puede ser la clave para prevenir los piojos en casa.
  5. Evitar el contagio por parte de otras personas. Esta es la razón principal por la que pueden aparecer piojitos en nuestra casa o núcleo familiar. Normalmente unas normas de higiene normales no son suficientes para que los piojitos aparezcan en casa, por lo que muy probablamente vengan de fuera.
  6. ¿Sabías que los piojos no soportan las altas temperaturas? Pues que no se escabulla ninguno. Lava ropa de cama y toallas a más de 60ºC, por lo menos, 2 veces a la semana la 1ª semana (es necesario lavar la de cada conviviente de la casa, no basta con la de la persona que lo padece). Este evitará que los piojos puedan saltar desde al ropa o las sábanas.
  7. ¿Sabías que la secadora también es su enemiga? Puedes prevenir los piojos usando la secadora. ¿Cómo? muy sencillo: son eliminados con este método debido a su falta de hidratación dentro de este electrodoméstico. Considera incluir todas esas sábanas y toallas en la secadora después de un buen lavado, ¡para rematarlos!
  8. Aspirar todo lo que se ponga en tus manos: sofás, alfombras, cojines, el vehículo y la silla en la que va el peque, peluches… ¡todo lo que se te ocurra que es de uso frecuente y que se pueda aspirar!
  9. Lavar con agua caliente (hirviendo mejor) los objetos de uso compartido o diario, sobre todo, los cepillos para la cabeza . Si quieres asegurarte más después de este lavado a fondo, introduce todos esos objetos en el congelador durante mínimo 8 horas, aunque cuantas más mejor.
  10. Comunícalo en el colegio si ves que tu hijo/a tiene piojos. Es muy posible que el peque se haya contagiado en el colegio. Por eso, si sabes que hay alguna ola de piojos en el cole, para prevenir el contagio, lo mejor es evitar que se entre en contacto con los peques que tiene piojitos en el cole. Es importante informar en el centro si sabemos que tenemos piojos en casa.

10 consejos para evitar que tu niño no se contagie de piojos

Conclusion sobre cómo prevenir los piojos

En definitiva, prevenir los piojos es posible y no es nada difícil. Basta unas pequeñas precauciones para que evitemos tener un auténtico problema con la pediculosis en casa.

sin embargo, si a pesar de todo, descubres que los piojos y liendres han entrado en casa, te recomendamos que no te dejes llevar por remedios caseros como el aceite de coco, y acudas a uno de nuestros centros profesionales de pediculosis. Sacar cita en tu centro más cercano de PiojitosNo es muy sencillo. Sólo tienes que llamarnos. Nosotros nos ocuparemos de acabar con los piojos de una vez, a través de  nuestro tratamiento que dura menos de 1 hora (incluye seguimiento posterior y garantía). 

Ya puedes relajarte y olvidarte de todos esos dolores de cabeza que te producen utilizar las lendreras o los champús una y otra vez sin ver cesar los síntomas. Deja las cabecitas en nuestras manos y así tú puedes ocuparte de lo que realmente importa: los peques. ¿Trato hecho?